© Copyright 2009-2017 Gonzalo Lago Rivero- All rights Reserved



gonlari@un iversidadlaboraldegijon.es                              
                                                        ********************  

                         CARLOS PINILLA TURIÑO

                        JOSÉ ANTONIO GIRÓN DE VELASCO 

                       LUIS MOYA BLANCO http://www.unav.es/ha/000-01-DEDI/moya.html

                       JOSÉ MARCENIO DÍEZ CANTELI  ( 1917-    

                       PEDRO RODRÍGUEZ ALONSO DE LA PUENTE

                       FERMÍN SANZ  ORRIO

                       MANUEL  LÓPEZ MATEOS                                    

                       MANUEL ALVAREZ LAVIADA 

                        AURELIO BIOSCA TORRES

                         FRANCISCO ARIAS                               

                         FLORENTINO TRAPERO

                         SANTIAGO PADRÓS

                     

                         RAMIRO  MOYA BLANCO

 
(* 1914- 1997) Arquitecto. Titulado en 1940. Afincado en Madrid.
Arquitecto de la Dirección General de Arquitectura
del ministerio de la Vivienda y del ministerio de
Obras Públicas. Trabaja en Aragón durante los dos
últimos tercios del siglo XX.

Obra documentada más significativa:
Monumento a los Héroes y Mártires de la Cruzada,
cementerio de Torrero, Zaragoza (1943) (junto
a Luis Moya Blanco y Enrique Huidobro Pardo).
Restauración de la iglesia del monasterio de Puilampa,
Sádaba (Z.) (mediados del siglo XX) (junto
a Francisco Pons Sorolla).
Restauración de la iglesia de la Magdalena y ordenación
del entorno, Tarazona (Z.) (1963) (junto a
Francisco Pons Sorolla).
Restauración de la iglesia de Santa María Magdalena,
Zaragoza (1965).
Restauración de la iglesia de San Pablo, Zaragoza
(1975).
Restauración de la Torre del Reloj o de la Cárcel,
Jaca (H.) (1975).
Restauración de la iglesia de la Virgen, Tobed (Z.)
(años 70) (junto a Francisco Pons Sorolla).
Restauración del Palacio Arzobispal, plaza de la
Seo, Zaragoza (segunda mitad del siglo XX).
Restauración de la iglesia parroquial de San Martín,
Morata de Jiloca (Z.) (1982) (junto a Francisco
Pons Sorolla).

Obra escrita:
«Restauración de las iglesias de la Magdalena y San
Pablo y del Palacio Arzobispal de Zaragoza»

                                                ********************* 

             Javier Winthuysen Losada


 
Javier Winthuysen Losada (Sevilla, 1874 - † Barcelona, 1956), fue un pintor y arquitecto de jardines español. 

Su familia era de origen neerlandés. Dedicada durante generaciones al mar, se afincaron en el Puerto de Santa María (Cádiz) en el siglo XVII.

En su vida destacan dos actividades básicas: el diseño de jardines y la pintura.

El diseño de jardines.- Afición "recogida" de su padre, concejal del Ayuntamiento de Sevilla con competencia en materia de jardines. Su labor se dirigiría, funda-mentalmente, a la arquitectura de los jardines y la distribución del espacio para la creación de paisaje.

Trabaja en el remodelado y creación de numerosos jardines en España, destacando su labor en los jardines de Moncloa, Jardín de Abadía, Parador de Ciudad Rodrigo, San Segundo en Ávila, Universidad Laboral de Gijón o el Jardín de Salvador de Madariaga, de los que conserva excelente documentación el Real Jardín Botánico.

Tras la Guerra Civil Española, se instala en el barrio de les Corts en Barcelona, con su segunda mujer María Héctor y sus hijas Beatriz y Teresa. Recupera su nombramiento republicano de Inspector de jardines bajo la nueva administración con el Marqués de Lozoya. Su labor incide fundamentalmente en la recuperación de parajes naturales como el Lago de Bañolas], el Palmeral de Elche o el Lago de Sanabria. Su libro "Jardines de España-Castilla" (1930) contiene los planos y fotografías de estudios realizados y creación de jardines neo-clásicos.

En el año 2004 el Ayuntamiento de Zaragoza (España) dio el nombre de Xavier de Winthuysen al Jardín Botánico de la ciudad. Con ese motivo se erigió un monumento en su honor en el citado Jardín y se editó la "Guía del Jardín Botánico Xavier de Winthuysen de Zaragoza" (Zaragoza, Ayuntamiento y Prames, 2007), escrita por Mariano Cester, Javier Delgado Echeverría y Luis A. Moreno.

La pintura .- Su primera profesión, surge en los primeros años de su juventud, frecuenta los estudios de los pintores José Arpa y Gonzalo Bilbao, hermano de Joaquín Bilbao, dedicado a la escultura.

Su pintura presenta dos épocas:

a) Una primera dedicada a jardines y paisajes, con magníficos ejemplos en colecciones particulares y varios museos españoles, teniendo en cuenta los distintos donativos efectuados por Dª Salud Winthuysen al Reina Sofía, Museo de Bellas Artes de Sevilla, Museo de Valencia y Museo Pérez Comendador-Leroux de Hervás, y Maria Hector Vázquez al Museo de Bellas Artes en Sevilla, 1978.

En su formación se suceden las clases del Ateneo, donde intimaría con Juan Ramón Jiménez, la fundación con Paco Bertendona, Antonio Lozano y otros amigos de la Escuela Libre de Bellas Artes de Sevilla, de vida efímera, tras la llegada a Sevilla de Zuloaga, su llegada a París (1903) entrando en contacto con el impresionismo francés y el postimpresionismo. Conoce a Rusinyol, y los artistas catalanes, que más tarde encontrara de nuevo en Aranjuez.

Regresa a Sevilla. En 1912, de nuevo en París expone en el Salón de los Independientes y en el Salón de Otoño. En 1915, se instala en Madrid, donde Joaquín Sorolla, Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez le introducen en la Institución Libre de Enseñanza.

b) La segunda época, tras la Guerra del 36, se sitúa en Barcelona e Ibiza, caracterizándose sus paisajes por una su luminosidad mediterránea de acuerdo con su teoría ambientalista que reflejan sus memorias, publicadas en el 2005, y otros escritos.

                                                 *********************


             JOAQUÍN VALVERDE LASARTE



Sevilla, 1896 - Carmona (Sevilla), 1982

Aunque su vocación artística nació en Sevilla, se formó en la Escuela de Bellas Artes de Madrid, donde fue discípulo del pintor historicista Alejo Vera.

Becario de la disciplina de paisaje en El Paular en 1919, completó su formación con una pensión en la Academia de Roma, donde retrató a escritores de la talla de Rosa Chacel, quien le dedicó el soneto "A la orilla del río", o el pintor Timoteo Pérez Rubio. Su estancia en Italia, de 1922 a 1928, le permitió conocer a Soffici, Caná y Casorati, autores italianos contemporáneos a los que admiraba. Sus pinturas de este período están llenas de equilibrio y sentido clásico, resultado de su devoción por el Quatrocento, y más concretamente por Piero della Francesa.

De regreso a España fue segunda medalla con "El molino" en la Exposición Nacional de 1930 y primera por "Ayer" en la de 1932. Como miembro de la Sociedad de Artistas Ibéricos (SAI), y firmante de su manifiesto, participó en las Exposiciones de Copenhague (1932), Berlín (1933) y París (1936).

En 1932 consiguió también el Premio del Concurso Nacional de Pintura Mural. Entre sus obras con esta técnica destaca la "Alegoría de las Bellas Artes" con la que decoró el techo del Salón de Juntas del Ministerio de Instrucción Pública.

Ese mismo año inició su actividad docente en la Escuela de San Fernando, cuya cátedra de Colorido y Composición comenzó a ejercer en 1946, tomando así el testigo de maestros como Federico de Madrazo y Sorolla. Miembro de esta Academia desde 1956, fue director de la de España en Roma de 1960 a 1967.

Su mala salud acabó con su actividad pública como artista, justo cuando preparaba los cartones para los mosaicos con los que decorar el Teatro de la Universidad Laboral de Gijón en 1946. Cultivó desde entonces su talento en privado y en los períodos vacacionales creando paisajes y estudios que nunca expuso y que guardaba en su taller. Destacan de este período sus retratos, como los de "Carmen Baroja" o "Mi sobrina Amparo Gavira".

Hizo breves paréntesis en su retiro, como en 1943 cuando su "Con la escopeta al hombro" entró a formar parte de la Colección UEE. Una composición sencilla, casi severa, de extremada y seria pulcritud que contrasta con la alegría del color rojo que domina en la vestimenta del efebo protagonista.

Según palabras del crítico de arte Mario Antolín "...llevó a cabo una obra de moderno concepto, que se debe considerar avanzada dentro de los criterios de su época".

Entre los distintos cargos públicos que ocupó a lo largo de su carrera están los de vocal del Patronato del Museo Nacional de Arte Moderno, subcomisario de la Exposición de Arte Español en El Cairo, e integrante del Comité Organizador del Pabellón Español en la Bienal Internacional de Venecia en 1936, 1946, 1948 y 1952.

En sus últimos años se sucedieron reconocimientos de renombre, entre ellos, la Orden Civil de Alfonso X El Sabio (1967) y la Medalla de Honor de la Corporación de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría poco antes de fallecer en 1982. 


                                                    **********************

               Valentín García Rodríguez S.J

El padre Valentín (1915- 10/Enero/2004 Salamanca), se hizo jesuita el 2 de Mayo de 1930, ordenándose el 24 de Julio de 1945. Estudió el bachillerato en el colegio San José de Valladolid, donde coincidió con José Antonio Girón. Estuvo en el exilio en Bélgica. Redactó los Estatutos de la Laboral en 1955, de la que fue rector hasta el año 1961.

          

                                                     **************************  

                                                

                                       Francisco Elosúa Rojo S.J

Francisco Elosúa Rojo nació en Oviedo en 1927 y falleció en Madrid el 17 de Febrero de 1993 . Licenciado en Teología por la Universidad de Lovaina y por la Pontificia de Comillas, licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo y en Socio-economía por la Universidad de Deusto. Presidente en Asturias de la Federación Española de Religiosos de Enseñanza. Director del Instituto de la Empresa en Oviedo. Vicepresidente provincial del Sindicato de la Enseñanza. Completó su labor docente con la publicación de numerosos artículos en publicaciones periódicas y estudios en Brasil.

                                                      ***************************

      MARÍA JUANA ONTAÑÓN

 ARQUITECTA, FOTÓGRAFA, ACUARELISTA y DEPORTISTA
María Juana Ontañón fue la cuarta mujer en obtener el título de arquitecto en España y quizás la primera en ejercerla de manera efectiva .Casada con el también arquitecto Manuel López-Mateos Santuré, compartió con él su vida y su profesión. Formaron juntos una pareja pionera para su época, en nuestro país, manteniendo ella en todo momento, dentro del estudio, su independencia y su enorme personalidad creativa, radical, tenaz y positiva.
Alumna de Luis Moya, colaboró con él en el proyecto de la Universidad Laboral de Gijón. También colaboró en el diseño del Plan General de San Sebastián y en el Plan Vidagor de Madrid así como en multitud de edificios de viviendas y turísticos en la costa del Levante español.
Por su estudio pasaron, como aprendices, muchos estudiantes que posteriormente se convirtieron en destacados arquitectos de reconocido prestigio, a los que trasmitió su contagioso entusiasmo por la arquitectura, lo mismo que a sus dos únicos hijos varones que han continuado la tradición familiar.
Mujer culta, apasionada, gran polemista, viajera incansable y excelente dibujante, su personalidad polifacética y gran curiosidad le hizo interesarse por temas tan diversos como el dibujo al guache y a la acuarela, la fotografía, el bordado, la botánica, las tradiciones y vestidos populares y otros muchos, quizás en la tradición universalista de la Institución Libre de Enseñanza donde se formó en su juventud. De todos ellos nos ha dejado excelentes ejemplos.
Junto con la arquitectura y su familia, su otra gran pasión fue el deporte, practicando, entre otros, el esquí y el rugby, del que fue impulsora y donde hizo amistades que la acompañaron toda su vida 

                                                       **************************

GABINO FIGAR ALVAREZ

  (1913-2006). Ingeniero Agrónomo, jefe de los servicios agropecuarios de Oviedo.  Mejoró y reformó la agricultura asturiana  desde el conocimiento de la realidad campesina; las ideas surgían de la íntima confrontación del plantel de técnicos, quedan como hitos de ellas: la estación pomológica de Villaviciosa, las granjas de la Cadellada y Tineo, las parroquias tuteladas, auténticos focos de divulgación para el fomento de las praderas artificiales y la introducción de los maíces híbridos,  sin olvidar las Hojas Divulgadoras» o el «Boletín de Información», de periodicidad mensual, y los libros, conferencias y charlas.

En su actuación para modernizar el campo asturiano, siguió el camino abierto por la ilustración en el siglo XVIII, en que descollaron Feijoo, Campomanes y Jovellanos, indicando este último que «la agricultura, madre de la inocencia y del honesto trabajo, y, como decía Columela, pariente y allegada de la sabiduría, es el primer apoyo de la fuerza y esplendor de las naciones».